Un 3% de los directivos de la zona Sur prevé crear empleo y un 9% reducirlo en el último cuatrimestre, según Manpower

SEVILLA/MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Estudio ManpowerGroup de Proyección de Empleo para el cuarto trimestre de 2019 revela las previsiones de los directivos de la zona Sur

(Andalucía, Extremadura e Islas Canarias), que indica que el 3% de los directivos entrevistados en la zona Sur prevé aumentar la contratación en el cuarto trimestre de 2019, un 9% prevé reducir su número de empleados y un 88% no espera ningún cambio en sus equipos.

El Estudio ManpowerGroup señala, a través de una nota, que tras estos resultados y aplicados los ajustes estacionales correspondientes, la proyección de empleo es de -4%. Los planes de contratación aumentan 3 puntos si se comparan con el trimestre anterior, pero disminuyen 3 puntos si la referencia es el mismo trimestre de 2018.

El estudio realizado por ManpowerGroup divide el país en seis regiones: Centro (Castilla-La Mancha y Madrid); Este (Comunidad Valenciana y Murcia); Noreste (Cataluña e Islas Baleares); Noroeste (Asturias, Castilla y León y Galicia); Norte (Aragón, Cantabria, La Rioja, Navarra y País Vasco) y Sur (Andalucía, Extremadura e Islas Canarias).

El Estudio ManpowerGroup de Proyección de Empleo, cuya primera edición en España fue realizada a mediados de 2003, analiza a nivel mundial la intención de los directivos de incrementar o reducir sus equipos trimestralmente.

A nivel nacional, los directivos españoles prevén un estancamiento de la contratación en el último trimestre del año. En concreto, los últimos datos del informe reflejan las "moderadas" intenciones de contratación de los directivos españoles. De hecho, una vez aplicados los ajustes estacionales, la proyección de empleo neto en España es del 0%.

Para Manpower Group, este dato refleja un estancamiento respecto al trimestre anterior y un descenso de cinco puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del año anterior.

Por regiones, el estudio apunta que la zona norte de España es la que registra un mayor incremento de las intenciones de contratación para el último trimestre (+7%).

Por detrás, le siguen la zona noreste y noroeste, que tiene unas previsiones de crecimiento del 2% y del 1%, respectivamente. Sin embargo, las previsiones se debilitan en el sur y en el este, donde se prevé una reducción de los equipos del 4% y del 2%, respectivamente.

En la zona centro, por su parte, la proyección se queda estancada. Tras comparar las previsiones de los directivos con las del mismo periodo del año anterior, se observa una caída en cinco de las seis regiones.

Por sectores, los directivos de seis de los diez sectores de actividad prevén incrementar sus equipos entre octubre y diciembre.

Destacan las proyecciones de crecimiento del sector de energía eléctrica, gas y agua (+11%), del sector público (+7%), de agricultura y caza y de hostelería (+6% en ambas).

En comparación con el trimestre anterior, las previsiones mejoran en siete de cada diez sectores estudiados, con un repunte notable de 14 puntos en el sector de la energía eléctrica, gas y agua.

Sin embargo, al compararlo con el año anterior, las previsiones se debilitan en seis de los diez sectores, con una disminución considerable de 16 y 14 puntos en la industria manufacturera y en el de la construcción, respectivamente.

Teniendo en cuenta el tamaño de las empresas, los directivos de las pequeñas (+5%), medianas (+11%) y grandes (+14%) prevén incrementar sus plantillas, mientras que los de las microempresas prevén reducirla (-1%).

El presidente ejecutivo de Manpower Group España, Raúl Grijalba, cree que las previsiones para este trimestre coinciden con la desaceleración que durante 2019 se está experimentando en el crecimiento económico español.

"Estamos inmersos en una inestabilidad económica global y las empresas tienen hoy desafíos importantes, siendo conscientes de que, para tener éxito en un mercado global, deben atraer y comprometer a los mejores profesionales", ha señalado.

También ha asegurado que la estabilidad política es necesaria en España para lograr los "grandes" retos y reformas que tiene pendiente el país, "garantizando un entorno de confianza a las empresas, que será decisiva para nuestro futuro inmediato".